jueves, 27 de noviembre de 2014

¿Debo decir que cuando muere un niño



¿Debo decir que cuando muere un niño
los cielos baten alas o que sueñan
porcelanas las gotas de rocío?

No lo voy a decir porque ya dije
suficientes sandeces.

Lo que ocurre es que alguien
con los ojos apenas estrenados
se ha asomado un instante a la ventana
y al sentir tanto frío,
tanto musgo adherido a las paredes,
tantas horas de escarcha, tanto viento
silbando melodías de rutina
decide renunciar a este paisaje y le entrega a noche
definitivamente
la mirada.

“LOS PASOS QUE HEMOS DADO”

No hay comentarios:

Publicar un comentario