jueves, 7 de abril de 2011

Repetido mil veces

Repetido mil veces
soy el hombre
que aparece en cada uno de mis gestos,
debería saber hasta qué punto las cosas han cambiado últimamente
para vivir de acuerdo a otras premisas
o simplemente
ser
coherente con mis sueños.
Qué difícil resulta morir frente a uno mismo revestido
de su tiempo geográfico,
olvidar
los abismos anónimos que vienen del pasado.
Mi madre convocaba a los pájaros y hablaban
un extraño lenguaje:
este niño, decían, tiene quilos de huérfano demás,
acaso sobreviva al ruido de las autopistas
y aspire a ser poeta y cualquier día
el alma se le olvide en un suspiro
pero nunca
llegará sospechar por qué los dioses pusieron
nombre de soledad a su cadáver.

PA 8 10 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario