miércoles, 13 de abril de 2011

Ha pasado el cartero y hoy tampoco


Ha pasado el cartero y hoy tampoco
se ha parado a mi puerta,
haces meses
que no tengo noticias de a qué grupo sanguíneo
pertenecen las lilas,
hace años que espero que alguien sepa
que vivo en esta esquina de mí mismo,
al pie de mis metáforas,
que me acuesto a las once menos algo sin cortarme las venas,
hace tiempo que espero la más mínima
certeza de que existo y no me llega
ni siquiera el recibo de la luz.

No tendría importancia
si a la vez que me encuentro en los rincones los gestos
de mis antepasados, no te echara de menos
a ti, que ahora me habitas
por encima del tiempo, sin ser, como se quedan
las sombras despistadas de los pájaros
entre los girasoles.

.


233

No hay comentarios:

Publicar un comentario