domingo, 10 de abril de 2011

Ahora estamos tú y yo, solos los dos y sin embargo



 Ahora estamos tú y yo, solos los dos y sin embargo
aún llenamos el mundo y cada madre gestante lleva dentro
nuestras mismas angustias,
idénticos asombros
y es que a pesar todo aún tenemos
la piel reblandecida de amarnos bajo el agua y la misma ingenuidad
de quien se piensa
que es inmune a la muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario