viernes, 27 de julio de 2012

Yo no soy sino un niño de ojos grandes



Yo no soy sino un niño de ojos grandes
que deshila leyendas junto al fuego,
yo no soy sino un nómada sin pueblo,
una voz sin lenguaje, forastero
en todos los paisajes,
soy un niño
de manos imposibles,
de rutas inviables,
un niño de retina tan sumamente verde
que no encuentro acomodo en las ciudades.
Me rechinan
las distancias urbanas,
los espacios sin árboles, las calles
donde ladran los perros al cartero
y el sol no encuentra arista en que romperse.

Yo sólo soy un niño de ojos nuevos

que llena los desiertos de palmeras
y siembra naranjales en los mares. 



Poemario "De silencios fingidos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada