martes, 9 de noviembre de 2010

Si de algo me arrepiento

Si de algo me arrepiento es de haber sido
tibio con las metáforas,
de haber ido dejando en cada párrafo
una mezcla de fruta y agua hervida que ni salva
ni condena la espada que reluce:
jamás perdonaría a quien hiciera del mar una verbena,
o erigiera en el mundo una abadía
de distritos comanches,
sin embargo
me he dejado apresar por los piratas de caras empolvadas
y he bebido licores de flores altruistas.
Si en algo he sido infiel
es a mí mismo,
hipócrita,
alevoso,
el dandi de la flor en el ojal
capaz de amancebarme con yeguas y con líquenes
y ser al mismo tiempo portavoz
de turistas difuntos.
Ahora reconozco que nunca he sido un bardo
con las uñas de plomo,
que he abusado del tacto de las nubes
y la voz del telégrafo:
no puedo prometer, pues no soy yo quien escribe,
que cerraré mis puertas a los versos luciérnagas
pero sí que abriré los ventanales que alumbran
submundos silenciosos.

PA 09 11 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario