jueves, 14 de abril de 2011

Siempre me he preguntado


Siempre me he preguntado

de qué trozos de cielo estarás hecha,
de qué partes de un todo incognoscible donde el agua y el fuego
son una misma sombra.
Dime tú,
¿eres vidrio o acero, vendaval o suspiro,
eres pez, golondrina, criatura invocada
o nube a la deriva?
Si tuviera los ojos del tamaño del mundo dudaría
si es a ti a quien beso, si es por ti
por quien ruge encerrado el corazón en mi guarida de oso
y si eres tú
la torre en que cobijo mis sueños
o el abismo
en que a veces se hunde a martillazos mi alma.

No consigo entender por qué cuando me miras
y a pesar de la escarcha
creo en Dios.

.

332

No hay comentarios:

Publicar un comentario