miércoles, 2 de marzo de 2011

Qué quedará después

Qué quedará después
cuando el silencio tibio de las sábanas se acostumbre a tu cuerpo,
cuando el fuego sea fósil,
cuando hiervan
en harina quemada nuestros besos

quién te dirá después
hoy había una lluvia de ciegos en el metro y las medusas
llevaban gabardina,
el tráfico fatal, el encargado
tan cabrón como siempre

porque todo será guijos y ruinas,
un andar extinguiéndose,
pavesas,
humo,
nada

y quién se atreverá a desabrochar tu blusa,
quién imaginará tu desnudez temblando,
quién te hará reír,
te dolerá
y hará que el sol madure hasta las últimas
manzanas de tus labios

nos quedará, seguro,
una perpetuidad para sabernos.


2 3 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario