martes, 30 de noviembre de 2010

Alguien tiene que ver qué está pasando

Algo tiene que ser lo que suceda
aquí en esta ciudad:
resulta
que se han puesto de huelga las estatuas
y abarrotan las calles,
hacen guiños las viudas, se pasean
en pijama los narcos como galgos ingleses
en los días de caza.

Alguien tiene que ver por qué los pájaros
regresan en invierno y no establecen
su nido en los suburbios,
por qué tocan a muerto las sirenas y en noviembre
se anuncia el fin del mundo.

Y el cielo tan oscuro y el cartero
que devuelve las cartas
y el mar en las ventanas y los ríos de junio
helados para siempre.

Alguien tiene que ver quién echa peces
de plomo en los estanques,
quién se bebe las nubes,
quién se orina
al sur de los relámpagos.

Alguien tiene que ver que está pasando.

30 11 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario