jueves, 20 de enero de 2011

Se me ocurre







Se me ocurre
que hoy que nada nos ata a ceremonias tribales
podría ser ese día en el que todo se deja por hacer
y no hay mañana,
ese día perfecto en el que miro tus ojos
y no hay niebla,
en que tiemblan tus labios cuando dices
eternidad o nube
y todo es diferente porque todo
se nos pone al alcance de las manos.
E iremos a un lugar en el que nada sea nuestro y el amor
un país que explorar,
sin una casa
ni un chalet con dos perros
ni un baúl con las Rimas de Bécquer.
¿Qué me dices? Podríamos
comprar unos vaqueros, tomar un autobús y ni siquiera
decirle al conductor a dónde vamos,
después
ya habrá tiempo de hablar sobre nosotros,
e inventarnos
cada día el amor en un idioma
que no tenga sinónimos.


20 1 11
PP 20 01 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario