lunes, 4 de octubre de 2010

Así las cosas

Así las cosas,
creo que no hay nada
que por culpa de ti me quite el sueño
porque además la ausencia es un milagro
y en un solo milagro también caben los muertos
que vivieron y viven con nosotros.
Y hoy podemos, si quieres, hablarnos frente a frente
sin pudor en los ojos, sin indicios
de alfileres azules en los labios,
por ejemplo,
te podría decir que hay un arroyo donde acuden los ciervos
y se beben la luz de los eclipses,
te podría contar que a muchas leguas de aquí sé de un lugar
en que sobran las lágrimas y el tiempo
los viernes por la noche
se suicida,
hoy podemos hablar sin que a ninguno
se nos mueran de viejas las palabras,
hablarnos al trasluz, como si fuera esta noche la primera
de nuestra desnudez.
Así las cosas, pues,
¿cómo puedo decirte que no hay nada en el mundo que no pueda
conseguir al nombrarte?


Poesía Pura 4 10 10
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario