jueves, 9 de septiembre de 2010

Me ofrecieron ser agua y yo no quise...

Me ofrecieron ser agua y yo no quise
ser rumor de violín en la cascada
ni asombro de arco iris, me ofrecieron
ser piedra y me negué a que me labraran
a golpes de cinceles y buriles;
más tarde me invitaron a ser planta,
me dieron a elegir ser hierbabuena,
acónito, albahaca, flor de pascua,
ser rosal o clavel,
pero dije que no, que yo aspiraba
a ser algo distinto de un paisaje
de tilos y libélulas.
Me ofrecieron ser árbol,
el más alto y frondoso de los árboles,
pude elegir ser roble,
palmera,
cedro,
abeto,
ser pino albar o sauce…
y fijaros:
me agradaba la idea de sentirme
metáfora de nube, de ser cálido
hogar de zuritas y torcaces, pero dije
nuevamente que no y no me queda
otra opción que aguantarme en este cuerpo
suplicando ser lluvia, piedra o planta
o esperando el milagro de una muerte
que algún día,
quién sabe de qué mundo,
de qué inmortalidad o de qué ausencia,
me resucité árbol.








Vicente Martín Martín
De "Soliloquios en gris"
PREMIO VI CERTAMEN DE POESÍA
LATINOAMERICANA VÍCTOR JARA






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario