lunes, 26 de julio de 2010

Si nieva es que en alguna ciudad de la otra parte del mundo

Si nieva es que en alguna ciudad de la otra parte del mundo
se ha advertido un prodigio
o ha ocurrido un error,
y esto es así
por mucho que los sabios hagan uso de las ciencias exactas,
por mucho que Biblia nos predique el bautismo de Noé o se nos venda
que siempre existe un nexo entre el idioma de un cisne
y la circuncisión de los molinos de viento.
Un poema maldito, por ejemplo, es un poema
dentro de otro poema
y un verso también es un error que no ha aprendido a expresarse en el lenguaje
de las aves zancudas,
un error de ermitaño paseándose a oscuras a la orilla del Támesis
y por eso supura corazones enfermos de viruela,
palabras
que expresan lo contrario a lo que intentan decir.
Siempre hay algo imprevisto que apostilla las leyes naturales,
un paisaje de música,
el olor de los árboles
o un anhelo encendido que confunde al verdugo con la víctima.

Cuando dices: estoy aquí, me siento y reconozco mi voz
lo que quieres decir es que ha surgido una sombra en el espejo
que acaso fueras tú, y cuando llamas
nadie coge el teléfono ni surge
un reloj de bolsillo entre los muebles:

No debo estar en casa, balbuceas, a lo mejor
es que hoy no he venido.

.Poesía Pura

No hay comentarios:

Publicar un comentario