lunes, 10 de enero de 2011

No sé cómo pudimos

No sé cómo pudimos
pasar la noche entera conversando
sin nada qué decir,
sólo mirándonos
recordándonos cosas tan pasadas como el día en que tú
ya no eras niña
y dejaste de hablar a las muñecas.
Pero, mira,
de repente lo entiendo y te diré de qué hablábamos:
de los días tomados en combate,
del amor
cuando aún eran de arroz las avefrías
y no había violines
que pudieran contar una la tristeza.

PP 10 1 11

No hay comentarios:

Publicar un comentario