jueves, 2 de septiembre de 2010

Es un error pensar que los fantasmas no existen

Es un error pensar que los fantasmas no existen,
que son como pantuflas ortopédicas
o anhelos mal curados,
son nativos y tienen
el rostro de tus miedos y la voz atiplada
de un viento sordomudo,
en realidad
nadie ha visto a un fantasma que no le pertenezca, que no lleve
su nombre y su apellido y no comparta
su misma desnudez,
su mismo acento;
son a veces
los hermanos gemelos que jamás enterramos en la infancia,
los lugares prohibidos,
una tarde de juncos o la estela un beso
que acabó desclavándose.
Son por tanto
ciudadanos de a pié que se masturban y pagan sus impuestos,
postulantes oníricos y héroes de guiñol,
pero son y nos aman
y nos cierran las puertas cuando llega
sin llamar el invierno.


2 9 10

.PP 02 09 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario