lunes, 15 de noviembre de 2010

Aunque pasan los años y es distinto el paisaje

Aunque pasan los años y es distinto el paisaje,
aunque vienen los días con un libro de honores bajo el brazo
y ayer es de otro siglo
los que no cambian nunca son los pájaros,

ahí están,
no conocen más mundo que el que abarca su vuelo
ni conciben más patria que las nubes,
no se plancha la ropa,
no padecen de insomnio ni precisan
gallo despertador.

Y si es en el amor nunca se cansan de la misma pareja
ni se mudan de nido,
son pacientes,
constantes,
apacibles
y no rompen la rama en que se posan.

No entienden de jornadas festivas ni de años bisiestos,
mañana es como hoy,
una boda
lo mismo que un entierro
y nacer y morir es sólo un trance
que destiñe la ropa.

Nos anuncian el día, nos avisan
cuando viene la noche y cuando llega una nueva primavera
y sin embrago
no utilizan relojes ni almanaques
ni miran a los astros.

No les falta razón para seguir siendo siempre
únicamente pájaros.


15 11 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario