sábado, 18 de diciembre de 2010

Mejor llamadme loco

Mejor llamadme loco,
perturbado, demente:

el mundo se divide en buenos malos y estúpidos
y a mí no me parieron individuo
de ninguno de ellos,

no me digáis distinto,
inadaptado,
excéntrico,
la piedad
guardadla para otros,

pasé de niño a adulto sin bajarme a besar a una muñeca
y por eso
soy un yo tautológico, irresponsable, séptico
que ha creído en milagros y ha abrazado
la fe como herejía.

Si la muerte me llama sé que no he merecido el beneficio
de vuestra compasión,

enterradme sin más y que me digan
mis vecinos los muertos si no tienen escrúpulos
a que viva entre ellos.


18 12 10
 Poesía Pura

No hay comentarios:

Publicar un comentario