viernes, 9 de julio de 2010

Menú turístico

Imagínate
si todos una vez y al mismo tiempo juntásemos los labios
y cada cual dijera con sólo una palabra
lo que piensa,
¿qué galaxia de luz, qué nebulosa
podría con nosotros?
De repente las calles serían ríos sedientos de uno mismo
y la nada se haría deseo en mil pedazos,
sexo sin discernir
y el corazón
dejaría de ser la vía secreta que conduce a la vida.
Ahora cierra los ojos y di tú, por ejemplo,
vacío,
soledad,
sombra o instante,
¿no has notado en tu carne la inmensa cicatriz de cuando aún eras
solamente un objeto?
No eres más que la copia de un dios desmenuzado a la que un día
le añadieron un nombre
y ahora intentas
desdecirte a ti mismo,
ser anhelo, apetito, desnudo vertical,
menú turístico.

Poesía Pura
9 7 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario