miércoles, 7 de julio de 2010

Definitivamente

De pronto,
casi a tientas,
ha empezado a llover y están los árboles
en parada cardiaca y a la espera tan sólo de que ocurra
la catástrofe autista y un ángel tetrapléjico nos cuente
que Dios ha estado a punto de cortarse las venas y cerrar
definitivamente el paraíso,
ha empezado a llover y en un instante
una mano sin dedos irá abriendo al azar los siete sellos
y el sol se pondrá negro, como trapo de azote,
los reyes de la tierra, los grandes y los ricos y todo siervo libre
se esconderán en grutas y dirán
oh peñas de los montes, caed sobre nosotros
y escondednos de aquel que está sentado en el trono:
estos serán mañana y a partir de mañana
los hechos cotidianos.
Pero entonces nos surge la pregunta:
Quien como tú hace tiempo que conoció la muerte y por propia voluntad
se convirtiera en músico pagano
¿qué pinta ahora
viviendo en cuerpo ajeno, leyendo libros trágicos y hablando
de marxistas egipcios que jamás ocultaron
su demencia senil?

Poesía Pura .

No hay comentarios:

Publicar un comentario