jueves, 24 de febrero de 2011

Algo ocurre en el mar

Algo ocurre en el mar y nada tiene que ver con que en el bosque
se impacienten las olas o en las islas lejanas
relinchen los caballos
nada
con que cubran de incienso las mañanas sus márgenes
o aparezcan las nubes con sombreros de espuma recitando
versos de un miserere,
algo ocurre en el mar y yo lo he visto
sin bajar de mis ojos,
solamente
con mirarme en los tuyos y encontrármelos llenos
de acequias y estiajes
porque ¿sabes?, la luz tiene memoria y la memoria
se crece a medianoche
y está exenta
de vivir para siempre la impiedad de los viejos
laberintos de arena.

Te he visto caminar bajo una lluvia
ebria de acantilados,
he visto cómo exhiben las algas en tu pelo
signos de haber dejado en algún puerto interino
y a contraluz
tus pasos
y te he visto con ese afán intacto de quitarle
al viento las palabras y trepar al eclipse en que se acuestan
las cigüeñas andinas,
triste
como si el mundo
no tuviera las llaves de un océano
con que llenar de azul la inmensidad nocturna
de las horas siguientes.


24 2 11

.

1 comentario:

  1. Algo ocurre en el mar...Gracias por la excelsitud de tus versos, admirado poeta.

    ResponderEliminar